Tardes…

Tardes… Mi momento favorito del día; me encanta ver ese anaranjado opaco y a la misma vez brillante en el cielo y en el sol, ocultándose poco a poco.

Momento perfecto para descansar, y sentarse en silencio a sólo contemplarlo; momento en lo que al menos para mi transmite mucha paz y tranquilidad.

Para esta noche, les regalo este hermoso atardecer en el Malecon de mi querido Puerto Cabello; ciudad  en la que justo ahora puedo llamarla y se ha convertido en mi segundo hogar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *